Hospedaje

Samana Wasi

Si estás planificando una merecida escapada en solitario, pretendes concretar ese casi extinto juramento de recorrer la región con los amigos de la vida, o bien, su búsqueda tiene que ver con encontrar aquel lugar que sirva de campamento base para el nuevo panorama familiar, manténgase junto a estas líneas en las que describimos las habitaciones de Samana Wasi: La Casa del Descanso.

Los campos obligatorios son seguidos por *




Taunquinza​

La habitación principal del hospedaje de piedra y barro, ornamentada con una cama matrimonial, una cama adicional de una plaza y una mesa para organizar las expediciones, lleva el nombre del sitio histórico de residencia y punto de encuentro donde se emplaza el Hospedaje Samana Wasi, la Sede Comunitaria y el Museo Comunitario. Óptima para entorno familiar.

Taypimarka ​

La habitación que está acondicionada con tres camas resulta ideal para quienes deseen conectar con lo que sucede y continuará ocurriendo en Taypimarka, un lugar de mucha historia y fuente inagotable de relatos debido a que ahí se formaron los primeros asentamientos de nuestras familias. Y claro, además es el escenario predilecto para la conmemoración de diversas festividades.

Puquio

El dilema de compartir la cama de dos plazas o destinarla, a sus anchas, para el relajo y el merecido descanso personal, bien pueden ser algunas de las opciones más idóneas de esta habitación que lleva el nombre del sector donde es posible encontrar una vertiente de agua. El mayor tesoro en el desierto más árido del mundo.

Accha

La habitación bautizada con el nombre de la cuna de los membrillos y las granadas es, también, una opción para compartir las dos camas de plaza y media con su hijo, algún progenitor o quien quiera que lo acompañe a compartir la experiencia de visitar, recorrer y sorprenderse con el valle habitado por los quechuas.

Liaxa

La habitación provista con una cama de plaza y media que ha sido denominada con el mismo nombre de uno de los sectores agrícolas más antiguos del poblado, el mismo que hoy en día se mantiene en constante florecimiento de frutas y hortalizas, es el escenario ideal para aquellos que buscan reconectarse con uno mismo para reescribir nuevos capítulos de su propio transitar.
Carrito de compra