CRUZ DE MAYO-TAUQUINZA
Ver más
ALTO QUIPISCA
Ver más
AGROTURISMO
Ver más
Previous
Next
Fortalecer y conservar el legado agroalimentario, rescatar y revalidar la iconografía del patrimonio y replicar narraciones de cuentos que transmitan el quehacer en voz nativa, son algunos de los objetivos insertos en cada una de las excursiones que ofrece Quipisca Ancestral. Es que no solo buscamos que quienes nos visiten logren maravillarse con la majestuosidad de Geoglifos, petroglifos, sitios habitacionales y ceremoniales que dan cuenta de la riqueza patrimonial del territorio de Quipisca, sino que más bien, queremos que juntos, logremos posicionar al patrimonio arqueológico como un ámbito de suma importancia. Por un lado, de cara a su rescate, reapropiación y conservación para las futuras generaciones y, por otro, como un activo clave susceptible de formar parte de estrategias de valorización en beneficio del bienestar de la propia comunidad.

CRUZ DE MAYO-TAUQUINZA

Reconocido como el lugar de entrada a la quebrada de Quipisca, Santa Cruz es, también, la manifestación icónica del sincretismo de dos mundos, el indígena y el católico.

En su parte más alta, es posible apreciar una cruz de piedra que suele ser vestida con flores y cintas de colores cada mes de mayo, instancia en la que también se le canta, mientras que al volcar la mirada sobre el cerro colindante asoma un geoglifo con un motivo especial: la chacana, una especie de escalera o puente que adquiere una gran importancia dentro de la cosmovisión indígena.

ALTO QUIPISCA

Desde el punto de vista arqueológico, el espacio comunitario que circunda Dupliza presenta una ocupación humana desde tiempos tempranos hasta periodos históricos recientes, como la época dorada del salitre.

Sin embargo, este sector sabe brillar con luz propia debido a la cuantiosa presencia de petroglifos que asoman majestuosos sobre un gran sector de afloramiento rocoso y la desembocadura de la quebrada de Wata Wata, donde también es posible encontrar estructuras históricas confeccionadas con material cerámico, lítico y óseo.

AGROTURISMO

Quipisca posee una permanente oferta agroturística, donde además de la simple contemplación, el visitante puede vivenciar experiencias de trabajos agrícolas familiares que están en armonía con la tierra y las vertientes que la recorren.

En esa dinámica, una de las acciones ineludibles en cada nueva cosecha guarda relación con la Colla de la Chacra, que viene a ser como la forma reconocida y avalada por la comunidad para pagarle a la tierra. Un acto simbólico de agradecimiento para que siga produciendo y nada falte, en el que cada familia pone diferentes elementos en una mesa de veneración donde el primer plato de comida, siempre, se le da a la madre tierra.

Cotiza tu excursión

Ir arriba